25 de agosto de 2009

en la Bombonera...


El jueves pasado recibí una de las mejores invitaciones que me han hecho: Vamos a ver a Boca a la Bombonera? Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!! Resulta que nuestro amigo Mati recibió 4 entradas de regalo de una empresa que trabaja con la de él, y como es gallina, pero también es inteligente, se prendió con nosotros. Soy bostera y no puedo ser muy imparcial que digamos, pero realmente creo que ningún ser humano, ame al equipo que ame, debe morir sin conocer la Bombonera. Fui miles de veces, pero era la primera vez que iba a ver un partido, siempre fui de visitante. De chica me subía al 152 para visitarla, recuerdo la primera vez que lo hice, convencí a todas mis amigas de Boca para no ir sola, el Museo no existía y si le sonreías al de la entrada, te dejaba entrar a la cancha. Todavía estaban los palcos viejos. No conseguí compañía el día que los tiraron abajo y me fui sola con una mochila vacía para traerla llena de escombros que todavía conservo. Me quedé parada horas en la esquina de Del Valle Iberlucea y Brandsen estupefacta con las vibraciones que generaba la demoledora, parecía que se iba a hundir el mundo entero.


Jueves nefasto para el tránsito en Buenos Aires, de Barrio Norte a La Boca tardamos hora y media, qué impotencia!!! El partido empezó 20.15 y a esa hora estábamos mirando la Casa Rosada. Dejamos el auto en la puerta de la casa amarilla del Alte. Brown y como buenos novatos salimos corriendo desaforados hacia la cancha mientras la 12 gritaba el primer gol. Nos metimos en la primera cola que vimos y cuando sentimos que por ahí no íbamos a llegar a nuestras plateas, ya era imposible salir de las vallas. A unos metros un policía abría una puerta cuando veía algún chiquito adentro, así que metí la bandera abajo del sweater y alegando un embarazo avanzado, logramos salir de ahí. La triste avivada porteña no nos llevó muy lejos, corrimos a la entrada y ahí nos enteramos que no era la nuestra, teníamos que dar toda la vuelta a la cancha, con la suma de unas cuantas cuadras más porque el camino más corto estaba cerrado. Después de caminar más de 10 cuadras, y casi terminando el primer tiempo, llegamos. Una vez leí en un cartel que la Bombonera no tiembla, late. Y es cierto. No hay cancha en el mundo en la que estés tan cerquita de todo, será por eso que todo se siente más, ahí se respira fútbol, Boca y Argentina. Palermo y Riquelme estaban más cerca que cuando voy a ver a mi novio a jugar al fútbol a Northchamp. La 12 tiene la ópera popular que más me gusta y cuando no toca lo escucho a Sabina, qué orgullo tener hinchas de los buenos!!! Abajo les dejo un video, para que lo sientan y escuchen hasta el próximo domingo... Gracias papá por hacerme de Boca!!! Y gracias Mati por esta alegría!!!


18 de agosto de 2009

MDQ


Nuestro amigo Matías sacó su primer 0 km. de CarOne el viernes a las 17.50 y no tuvimos mejor idea que ablandarlo yendo a Mar del Plata. Zafamos del corte en Lezama, pero no del cambio de pañales en el tapizado nuevo.
"La Feliz" nos recibió con un plato gigante del mejor arroz con calamares que yo haya probado jamás, sus creadores son los cocineros de "Stella Maris" un restaurant bien marplatense en la esquina de Alvear y Alberti, que han logrado convertirse en esos lugares a los que uno siente que si no fue, no estuvo en Mar del Plata.
Me habían pasado el dato de un mercado de pulgas en Av. Luro y 20 de Septiembre, allí encaramos con mi amiga Sol buscando 6 silloncitos de playa, los típicos marplatenses hechos de mimbre, pero me volví sin nada, casi ningún puesto vende muebles, aunque chucherías para mirar, hay.
Había gente como si fuera verano, tal vez el encierro en el que nos tuvo metidos la gripe A haya generado este destape turístico, aunque ésto no nos frenó para ir a visitar a los olorosos lobos marinos, pero nos dejó sin ver a nuestro team masculino midiéndose en Interlagos, la pista de karting en la entrada del puerto, que nada tiene que ver con su homónima brasileña, ya que había más de 2 horas de espera. La superpoblación también me quitó otro clásico feliz, Manolo, me rehuso a hacer cola para comer y como el hambre era importante, cruzamos Peralta Ramos y allá abajo, donde empieza Playa Grande encontramos una de las mejores opciones que tiene hoy Mar del Plata, La Normandina. La descubrí el año pasado, cuando tuvimos en su primer piso uno de los mejores casamientos a los que fui, así que esta vez repetimos el evento con un almuerzo en su terraza de planta baja, disfrutando del sol y de la vista 100% mar. Hay varios restaurants, nosotros fuimos a Piazza y nos encantó. Volvimos temprano, y ya la ruta nos adelantó un poco de la locura porteña, Lezama se reveló y exige su independencia como si estuviéramos en 1810. A la velocidad de esos años nos obligaron a recorrer más de 30 km. de ruta, como si alguno de los miles que estábamos ahí varados, fuera San Martín. La verdad? me hubiera quedado en Mar del Plata!!!

11 de agosto de 2009

El Secreto


Hace unos años dos amigas me invitaron a su terruño, Concepción del Uruguay. Sorteo de por medio, me tocó dormir en lo de la Cris, una casa divina en una esquina a dos cuadras de la plaza Ramirez. Eran tiempos de carnaval, las comparsas daban vueltas alrededor de la plaza, pero no nos tuvieron de público, ya que nos dedicamos a conocer el gran secreto entrerriano: Cambacuá. Te tomás un catamarán en el puerto y sin previo aviso, te deja en el paraíso. Una isla en el medio del río Uruguay, con playas de arena blanca, verde por todos lados y un barcito con lo indispensable para ser feliz, parrilla incluída. Ahí mismo alquilan por chirolas una carpa o sombrilla para no volver con piel de lagarto. Los locales llegan en lanchas, cruceros o veleros de poco calado, que dejan cerca de la arena para bajar y disfrutar de la playa. La temperatura del agua: simplemente perfecta y te ves lo pies!!! Un dato importantísimo, antes de embarcarte en cualquier tipo de transporte, recomiendo desde el fondo de mi corazón las facturas que se venden en el Rys, también llamado Café de la Plaza, me lo vas a agradecer, como yo a Fer y Cris por haberme llevado a sus pagos!!!

5 de agosto de 2009

La voz del Litoral...


Como no podía ser de otra manera, Corrientes va a ser la reina del blog. Los que me conocen saben que nací porteña, pero mi alma es guaraní, así que para que sientan lo mismo que yo van dos regalos para mis seguidores, el primero es mi receta hasta ayer secreta para hacer chipá y el segundo es un video de la época del ñaupa de la VOZ DEL LITORAL, la Sra. Ramona Galarza, a orillas del Paraná, cuando yo ni existía y el puente que une Corrientes con Chaco, tampoco.
Si les da fiaca hacer los chipá, pueden encargar unos a O'Connor Cakes (la dirección está a la izquierda, en la sección Pa' chusmear) y si tienen ganas, pero no encuentran harina de mandioca, vayan encargándome que en unas semanas traeremos de Corrientes.

Acá va el video:



Y acá la receta (pero no se la pasen a nadie más, ehh!!)

Ingredientes:
1 kg. de harina de mandioca
500 gr. de queso gruyere
200 gr. de queso reggianito rallado
5 huevos
700 ml. de leche
2 cucharadas soperas al ras de sal gruesa
200 gr. de manteca

Poner en un boul los huevos y la manteca y romper bien con las manos.
Agregar el reggianito rallado y seguir amasando.
Agregar el gruyere cortado en cubitos de 1x1x1 cm. aprox. y seguir amasando.
Agregar la mitad de la harina de mandioca.
Poner la leche y la sal a calentar en una cacerola y revolver hasta que se disuelva.
Agregar un poco de leche a la masa y empezar a amasar y seguir agregando harina.
Poner toda la harina y seguir amasando poniendo leche hasta que la masa no se pegue demasiado a las manos, pero que tampoco sea seca.
Hacer bolitas con las manos y poner en una fuente enmantecada y enharinada.
Prender unos 15 minutos antes el horno, tiene que estar bien caliente, pero no al máximo. En 15/20 minutos están, cuando los veas dorados, sacalos, pero no los comas porque te quedás sin paladar. Para calmar la ansiedad ponete a calentar la pava para unos mates. Eso si, tratá que después no quede ninguno, porque se ponen duros. Una forma de solucionarlo un poco es que los pongas en la tostadora con el fuego bien bajito y con una tapa... y casi es lo mismo que recién hechos.
Si te animaste a hacerlos contanos cómo te fue!!!!

4 de agosto de 2009

Bienvenidos!!!


Acá estoy, con muchas ganas de compartir con mis clientes y fans de Facebook todo lo que me enamora de este increíble país. Don Hilario (gauchadas) nació con la intención de transmitirle a nuestros chicos la cultura criolla a través de cosas tangibles, la ropa típica argentina, seguimos con los juegos y como lo que hay para pasarles es tanto, que todo lo que podamos vender, simplemente no alcanza. Espero entonces, a través de este nuevo blog hacerles recordar, sentir y ver lo mejor de nuestro país, nuestros paisajes, nuestra gente, nuestra historia, nuestros colores, nuestra música y sobre todo eso que no tiene nombre, ese no sé qué, eso que todavía nos hace sentir orgullo de haber nacido por estos pagos.
Empiezo hoy un camino que espero sea tan extenso como este país y que me acompañen con sus anécdotas y con todo lo que les salga de adentro cada vez que visiten estas páginas virtuales. Bienvenidos al viaje!!!